¿Qué es amor Fati?

Grupos


Sangha Pacificadores Zen
de los Países Bajos

Ir a la web

La Sangha Pacificadores Zen de los Países Bajos es una comunidad budista comprometida socialmente en Holanda y Bélgica, fundada por un grupo de practicantes budistas de diferentes tradiciones en la primavera de 2013. Se está organizando como círculo regional ZPS y su portador del espíritu (spirit holder) es el maestro Zen flamenco Sensei Frank De Waele.
Los miembros de la Sangha Pacificadores Zen de los Países Bajos llevan a cabo su compromiso social como voluntarios y mediante el ejercicio de su profesión en diversos campos.
La Sangha Pacificadores Zen de los Países Bajos es un grupo orientado a la experiencia mediante una práctica específica y un camino espiritual que adhiere a la Orden de los Pacificadores Zen. Está en contacto y estrecha colaboración con los Pacificadores Zen de España.

Frank de Waele 06b.jpg

Grupo Zen de Cataluña y Baleares es una de las sanghas de Zendo Betania.
Zendo Betania es una escuela Zen de laicos, en la que se juntan las tradiciones Soto y Rinzai y en la que se practica Zen dentro de un marco occidental y cristiano.
La anima el deseo de ayudar al ser humano de nuestro tiempo a reencontrar sus propias raíces profundas, en un clima de ecumenismo y de respeto hacia todas las personas y creencias.
Este camino del Zen tiene una proyección social en una actividad de colaboración solidaria con poblaciones desfavorecidas o afectadas por catástrofes naturales.
Su responsable en Cataluña y Baleares es Berta Meneses Rodríguez, maestra zen en la línea de transmisión de Harada, Yasutani y Yamada, de la Escuela Sanbo Zen (Sanbo = Tres Tesoros: Budha, Dharma y Sangha).
Fue reconocida Maestra Zen en Kamakura (Japón), en el año 1993, por Kubota Ji’un Roshi, y en 1998 por Ana María Schlüter Kiun-An, con el nombre de Cho-Sui-An (ermita del agua que purifica).
Desde finales de los años 70 ha llevado a cabo un trabajo de investigación y profundización de la cultura oriental, sobre todo del Budismo Zen, asistiendo periódicamente a cursos intensivos de meditación Zen en España, Alemania y Japón. Ha sido discípula de Willigis Jäger Ko’un-Ken, y de Ana María Schlüter Kiun-An, maestros de la Escuela Sanbo-Zen.
Actualmente lleva a cabo un trabajo intenso en el ámbito del zen mediante conferencias, cursos de meditación y participación en seminarios de estudio en varios países (España, Holanda, Inglaterra, Alemania, Bélgica, Japón y América del Sur).
Es Presidenta de la Asociación Dana Paramita (Barcelona), Vicepresidenta de la Fundación “Valors Humans (espiritualitat emergent)” y Vicepresidenta de la Fundación Filosofía de la Tierra y las Culturas.
Es la maestra responsable de la zona de Cataluña y Baleares, y de las zonas de América Central (El Salvador y Guatemala) y América del Sur (Ecuador).
Zen Peacemakers colabora estrechamente con el Grupo Zen de Cataluña y Baleares. 

 Foto: Daniel Riera

Foto: Daniel Riera


Sangha del Espejo

Visitar web

La Sangha del Espejo es una comunidad budista socialmente comprometida de Suiza. Se está organizando como círculo regional ZPS, con Barbara Wegmüller y Roland Wegmüller como portadores del espíritu (spirit holders).

La Sangha del Espejo es un grupo orientado a la experiencia mediante una práctica específica y un camino espiritual que adhiere a la Orden de los Pacificadores Zen.

Está en contacto y estrecha colaboración con los Pacificadores Zen de España. 

  Bernie y Barbara Wegmüller

Bernie y Barbara Wegmüller


Los Shipibo del río Ucayali: un pueblo en busca del reconocimiento de sus derechos

El pueblo Shipibo-Konibo es uno de los tres grupos etnolingüísticos más numerosos de la Amazonia peruana y se encuentra asentado en lo que se denomina Selva Baja, a orillas del rio Ucayali. Poseen uno de los conocimientos más ricos de las plantas medicinales en la Selva Amazónica y una artesanía muy reconocida.

Los shipibos han sido siempre un pueblo recolector, bastándose de la riqueza de la selva. Hoy día debido a la invasión de su territorio por las multinacionales, los efectos de la lucha contra el narcotráfico y el envenenamiento de las aguas, en especial en las quebradas, como resultado de arrojar los desechos químicos a los ríos, los Shipibos se encuentran en una situación donde ya no pueden sobrevivir sólo de sus recursos naturales.

Video: Woven Songs of the Amazon
Foto: Sergio Camacho

ARKAN LUSHWALA: ”THE TIME OF THE BLACK JAGUAR”

Quienes se reconocen a sí mismos como parte de la red universal pueden sentir en su corazón lo que es bueno para la continuidad de la vida y lo que es perjudicial para el equilibrio de todos. Al fin de cuentas, todo el mundo sabe la verdad. La memoria vive dentro del espíritu que fluye en nuestra sangre. El acceso a esta memoria y la experiencia que tenemos cuando pasa el estado de amnesia es lo que los indígenas llaman visión”

Uno de los principales problemas del pueblo Shipibo-Konibo es la situación actual de sus derechos: los conflictos derivados de la propiedad de las tierras que habitan. Cuando hablamos del derecho a la tierra en el contexto nativo amazónico, estamos refiriéndonos a la tierra no solamente como sustento de vida, sino también como parte integrante de la identidad cultural e individual de los pueblos indígenas de la región. El hábitat del Shipibo es el bosque tropical de la Selva Baja, un bosque que no se reduce a lo perceptible por nosotros, los occidentales.

La dimensión suprasensible que habita en lo sensible provoca lo que se denomina visión animista de la naturaleza. El derecho a la tierra se fusiona así con el derecho a disponer de una cosmovisión que permite a los individuos que la comparten encontrarle un sentido a la vida, al trabajo, al amor, a la muerte, a lo cotidiano. Como dice Clara Cárdenas Timoteo, “para los Shipibo-Konibo, la tierra es la base primordial de su existencia; significa su fuente de alimentos y recursos necesarios para la vida ya que en última instancia condiciona su existencia como grupo cultural”. Pero, además, tener la tierra significa tener el bosque, es decir, el espacio sagrado de su cosmología.

Derecho a la tierra es, pues, derecho a la identidad. Atentar contra el derecho a la tierra del pueblo shipibo significa, en consecuencia, atentar contra su derecho a la identidad. Zen Peacemakers España participa activamente en el proyecto de Asociación Española de Apoyo al Pueblo Shipibo Konibo (Coshikox España) en el esfuerzo de dar a conocer la realidad y cultura del pueblo Shipibo-Konibo, apoyarlos mediante proyectos de preservación de su identidad cultural y desarrollo sostenible de sus comunidades, recaudando fondos y buscando vías de financiación para sus proyectos de desarrollo en Perú. Se necesitan voluntarios, personas con disponibilidad para temas de cooperación, comunicación, derechos humanos, economía y comercio justo.

Para más información o si quieres ser parte de la Asociación Española de Apoyo al Pueblo Shipibo-Konibo puedes visitar la página web de
Coshikox

  Foto: Sergio Camacho

Foto: Sergio Camacho